Studio MMCómo crear atmósferas sonoras envolventes

ADAM Usuarios

El estudio belga, especializado en televisión y cine, está equipado con monitores de la Serie S para una alta precisión.

La creación y edición de audio para los medios audiovisuales tiene muchos retos. Además de las exigencias en constante cambio y la adaptación a las necesidades de los nuevos adelantos tecnológicos, los estudios se ven obligados a encontrar continuamente nuevas formas de crear propiedades nuevas y envolventes para sus necesidades de audio. Una de las empresas que está a la cabeza ofreciendo multitud de servicios y especializándose en la postproducción de audio para televisión, películas y otros contenidos online es Studio MM, con sede en Vilvoorde, Bélgica.

Fundado en 2001 por el ingeniero de sonido Mark Mommaerts, el estudio empezó a trabajar en composiciones para producciones televisivas, antes de especializarse en doblaje, mezcla y proyectos de audio multimedia. Hasta la fecha, el estudio ha trabajado en una gran variedad de producciones locales, como los populares programas de televisión “Expeditie Goris”, “Politie 24/7” y “Liefde voor muziek”, entre otros. Su caro porfolio se basa en los cuatro estudios de grabación de la empresa, inmersivos y ampliamente equipados, que incluyen, entre otra tecnología de vanguardia, la monitorización de precisión de ADAM Audio.

“Dos de nuestros estudios ofrecen sistemas 2.0 estéreo y 5.1 envolvente, mientras que uno de ellos cuenta también con una cabina de voz”, explica Mommaerts sobre la configuración actual. “Otro estudio sirve como espacio de diseño de sonido y doblaje, y el cuarto y más grande se utiliza principalmente para la producción de mezclas de películas dentro de una configuración Dolby 7.1.4”.

El estudio optó por una configuración multicanal y envolvente debido a las nuevas y variadas exigencias en los formatos de audio. “El contenido se transmite cada vez más, y esto supone una gran oportunidad en el campo de la distribución de audio”, explica Mommaerts sobre los cambios en los requisitos de audio. “No importa si está destinado a la generación más joven que usa auriculares o a un público de más edad, los sonidos envolventes se pueden escuchar en cada vez más dispositivos. Se tardó mucho en sustituir el mono por el estéreo, pero hoy son posibles multitud de formatos… lo cual es bueno”.

“La tranquilidad y la sensación de descanso ayudan a entrar en la zona.”

El personal trasladó el estudio a su nueva ubicación en 2021 para poder cumplir con las exigencias y los requisitos en continuo cambio que se les plantean. Los nuevos estudios ofrecen entornos acústicos casi perfectos que crean una atmósfera relajante y propicia tanto para la creatividad como para la técnica. “Además del diseño técnico, cada estudio tiene que tener un entorno tranquilo y espacioso para trabajar”, describe Mommaerts sobre el diseño. “La tranquilidad y la sensación de descanso ayudan a entrar en la zona. Hay que atraer toda la luz que se pueda, conseguir algunas plantas para colorear las cosas y prohibir todos los dispositivos con sonido. Estas cosas ayudan a relajarse cuando es necesario, y así el entorno ruidoso se equilibra con el silencio del estudio”.

Para obtener los mejores resultados de producción de audio posibles, el equipo emplea diez monitores de campo cercano de dos vías ADAM Audio S2V, un conjunto de monitores de campo medio S3X-V y un par de monitores vintage S2.5A en los cuatro estudios. “La neutralidad y una representación veraz son muy importantes”, dice Mommaerts sobre las cualidades necesarias en los monitores de sus estudios. “Combinados con su diseño elegante y su acabado duradero, los altavoces de ADAM Audio poseen todas estas cualidades”.

Mommaerts se sintió atraído por ADAM Audio por primera vez hace unos veinte años, tras conocer los sistemas de monitorización a través del proveedor regional de sistemas de audio AMPTEC. “Al principio era un poco escéptico, porque ya tenía grandes altavoces de estudio”, explica Mommaerts sobre sus impresiones con los monitores ADAM Audio. “Pero, ellos (AMPTEC) me convencieron para que probara los altavoces, y ahora sigo teniéndolos en mi estudio”.